Tu historia, mí historia es nuestra historia.

PEQUEÑA HISTORIA DE UN CADETE DE LA ESCUELA SUPERIOR DE POLICÍA:
Mí barrio en Paraná es de casas bajas y de buenos vecinos, nos conocemos entre todos y la solidaridad: UN VALOR y que nos ayuda a ser conscientes de las necesidades de otros.
De chico jugaba al policía y al ladrón, con esas pistolas plásticas ya gastadas por el juego, prefería pertenecer al bando de los justos y representar la ley y el orden. Eos valores ya lo fomentábamos en el colegio y en casa, ya de adolescente observaba y admiraba ver pasar un policía con su uniforme azul, caminando o subido a un patrullero, sentía algo especial; al tiempo supe era vocación pura, como un ideal en mi vida.
Una tarde de verano lo charle con mis papás y recuerdo la mirada del viejo y sus ojos cargados de emoción, casi al borde del llanto; recuerdo que me abrazó y dijo apoyarme en la idea de presentarme en la Escuela de Policía.
Así lo hice y quedé seleccionado y a partir de ese momento, fui tejiendo sueños, orgulloso de ser Cadete de Policía.
Compañeros y compañeras , fuimos superando etapas, con esfuerzo, sacrificio, hasta con dolor a veces, cuando nos tocaban guardias y no podíamos estar en un acontecimiento familiar, cumpleaños o fiestas de navidad o año nuevo.
Nos fuimos acostumbrando como parte esencial de la formación profesional; sus enseñanzas y rendirle tributo a la noble profesión, cargada de renunciamientos y nada que reprocharle; es vocación.

El día esperado llegó, LA FIESTA DE GRADUACIÓN !!!… en el mes de diciembre, luego de tres largos años, gala, teatro, autoridades, impecables uniformes y toda la solemnidad presente, los papás llorando de emoción, hermanos, primos, sobrinos, daban el marco adecuado a ese final a toda orquesta; fiesta y viaje incluido.
Luego destinos, la separación triste de los compañeros que durante 3 años compartimos todas las vivencias en la formación de un Cadete de la Escuela Superior de Oficiales; dejamos ese sueño y pasamos a la actividad plena para servir a la sociedad Entrerriana.

Hoy quiero evocar al cadete en su mes aniversario y recuerden

!!!!! DIOS LES DA LAS BATALLAS MÁS DURA A SUS SOLDADOS MÁS FUERTES !!!! extirpe de los cadetes que pasaron por la QUERIDA ESCUELA SUPERIOR DE OFICIALES DR SALVADOR MACIA…!!! FELICIDADES CADETES!!!!!!!, un fuerte abrazo

Comisario General (R) ANDRÉS VALENTÍN MENDEZ…

EX CADETE DE ESA QUERIDA ESCUELA…


..agosto 2023….

A 50 AÑOS DEL INGRESO A LA ESCUELA DE OFICIALES DE POLICÍA DE ENTRE RÍOS, DR. SALVADOR MACIÁ, HOY ESCUELA SUPERIOR DE POLICIA DE ENTRE RÍOS.

Corría el año 1973 del S XX y un 15 de marzo ingresamos a la Escuela de Oficiales de Policía, que se encontraba en el viejo regimiento de la ciudad de Diamante, lugar donde hoy a 50 años de aquél acontecimiento nos encontramos reunidos, quienes hemos sobrevivido ese lapso.

Jóvenes todos, algunos todavía imberbes, salvo excepción sin experiencia alguna en el quehacer que luego nos ocuparía parte importante de nuestras vidas, comenzamos a transitar la carrera como cadetes de oficiales de policía.

Como todo nuevo en la vida de las personas con incertidumbres, sumado a la rigurosa disciplina que imperaba por aquél entonces en las escuelas de formación policial, con instructores especializados en hacernos sentir que nuestra valía era poca, por lo menos en los comienzos de aquella historia personal, fueron pasando los primeros días de nuestra primera formación, a base pura de instrucción policiaca.

El lugar era amplísimo, recuerden un cuartel militar para cientos de soldados, donde convivíamos unas cien personas, entre directivos, oficiales instructores, guardia de personal subalterno y cadetes de segundo y primer año. Nuestro dormitorio una cuadra de unos sesenta metros por treinta metros, con camas personales separadas  y roperos como taquillas para guardar nuestras pertenencias, con los baños al fondo donde los caños de hierro galvanizados en el techo formaban rectángulos, de donde surtía el agua para el baño diario, que eran de un diámetro de 3 pulgadas y cada unos 50 cm presentaban un agujero donde en algún tiempo tendría una flor, –regadera- por donde surgía el agua con una fuerte presión debido al gran diámetro del mismo; por supuesto agua fría verano e invierno, que nos obligaba en tiempo invernal a precalentar el cuerpo antes de tomarlo.

Qué decir del playón de cemento para la formación diaria frente a las cuadras –la de primer año y segundo año alineadas a lo largo– y lugar de cotidianas prácticas de formación e instrucción que nosotros llamábamos bailes, con el mástil de la bandera entronizado en una gran obra de ingeniería civil, con esa vista fantástica del río Paraná, allá, debajo de la gran barranca que enmarcaba la altitud del lugar. En el otro extremo del playón, el tanque de cemento de grandes dimensiones que albergaba el agua que abastecía a todo el regimiento, lugar que tuvimos oportunidad de subir en diversas ocasiones, como lo demuestran sendas fotografías vistas hoy.

Como explicar lo que eran las aulas y oficinas, un gran edificio cuadrado con un diámetro de una cuadra cuadrada aproximada, cuyo ingreso era a través de escaleras con grandes escalones a un pasillo central, que conectaba con un patio centrado al cual se accedía con idénticas escaleras que las de ingreso. Dictándose las clases pasábamos muchas horas en este lugar.

La cocina, el comedor, lugares míticos donde se preparaban e ingerían los salpicones habituales con que reparábamos energías, luego de las largas  jornadas vividas;  el viejo polígono donde se realizaban prácticas de tiro, el incinerador, la fosa donde se bañaban y curaban los caballos del regimiento, el histórico puente militar con un arco de medio punto. El imponente Casino de Suboficiales, con sus techos vidriados, patios internos y galerías, calabozos y sótanos misteriosos, que eran ocupados por los oficiales en servicios en la escuela y los galpones de las caballerizas. El campo que conectaba con Estrobel, distante varios kilómetros que a menudo transitábamos corriendo en ida y venida.

El imponente portal de ingreso a la Escuela, lugar donde debíamos dejar colgados nuestros atributos masculinos, para recogerlos cuando la transitábamos de salida en los francos, hoy con una inscripción HOSPITAL COLONIA DE SALUD MENTAL.

Éramos pocos quienes cursábamos el primer año, los que formábamos un grupo compacto, sin que se produjeran inconvenientes de índole alguna, al contrario se formarían amistades que perdurarían hasta hoy.

Habíamos dejado el primer año atrás, cuando debimos desalojar nuestras cuadras para trasladarnos a otras instalaciones más precarias, que quedaban al fondo del predio, las mismas no eran de nuestro agrado, pero no había marcha atrás en las decisiones superiores.

Nos acostumbramos rápido a nuestra nueva vida, y como estaba próximo nuestro egreso lo pasamos muy bien, hasta teníamos nuestro propio casino donde nos divertíamos, tomábamos alguna gaseosa e ingeríamos sándwiches que algunos de nosotros preparaba.

Estábamos en los primeros meses de ese año, cuando fueron incorporados a la escuela un grupo de suboficiales para hacer un curso acelerado de tres meses, ante la falta de oficiales que adolecía la institución policial, dicho curso terminó antes que nos recibiéramos y teniendo más antigüedad general en la fuerza, a la postre complicó a nuestra promoción en los ascensos a jerarquías superiores, quedando mucho de nosotros rezagados por esta situación.

Recuerdo que en esas fechas hubo un deslizamiento de barrancas en Diamante,  y muchas personas quedaron sin hogares, siendo trasladadas a la escuela y hospedadas en las cuadras de arriba, y uno de los niños de ese grupo encontró una granada que era del regimiento, la que al manipularla y creo ponerla al fuego estalló, hiriéndolo gravemente en una mano, siendo auxiliado primeramente por los cadetes hasta que fue llevado al hospital; anécdota un poco triste tratándose de un chico de corta edad el lesionado.

Nos encontrábamos juntando fondos para el viaje de estudios, no recuerdo a ciencia cierta a quién se le ocurrió hacer un baile para recaudar dinero,  que nuestro jefe de curso que era el Comisario Danilo Butazzoni consintió, realizándolo efectivamente en un galpón que se encontraba junto al viejo Molino Dohl. Se llevó a cabo el mismo siendo innumerables las anécdotas surgidas de ese evento, que hasta el día de hoy cuando las recordamos nos producen mucha gracia.

Pasaron los meses y por septiembre de 1974, nos llegó una información que nuestro curso terminaba dos meses antes, lo que nos llenó de alegría festejando a nuestra manera en la granja del regimiento que quedaba al fondo del  predio.

Nos recibimos dos meses antes de lo previsto y nos fuimos de viaje de estudio, diría inolvidable viaje de estudios a todo el norte y oeste argentino, plena guerrilla tucumana, bombas que estallaban por doquier, lugar donde llegábamos con custodias por prevención. Lo que recuerdo cuando llegamos a la departamental La Quiaca frontera con Villazón Bolivia, nos esperaban ya siendo el medio día con un plato típico de la zona, que nos sorprendió al ver dispuestas sobre las mesas, diversas cabezas de vacas asadas faltándoles únicamente el cuero, las que al degustarlas eran una carne totalmente cocida, y muy sabrosa, que los huesos salían limpios de sus lugares, explicándonos que se hacían agujeros en el suelo tal hornos, se calentaba a leña y las cabezas crudas se las protegía con una bolsa de arpillera y literal se las embarraba totalmente y se las cocinaba en esos hornos por varias horas, llamaban al plato Cabezas Guateadas. Las empanadas también de la zona con mucho picante al cual no estábamos acostumbrados, que te quemaban desde el primer mordisco hasta el estómago. El anecdotario de este viaje es vasto, imposible de volcarlo en este escrito, dejando sentado únicamente las damajuanas de vino que se extraviaron propiedad de algunos jefes.

No recuerdo exactamente el cronograma de los hechos, pero llegado a fin de año 1974, nuestro Director el Crio. Campi, ordena el traslado de la Escuela de Policía, a unas instalaciones policiales que se encontraban en Puerto Viejo –Bajada Grande-, sito en Paraná, mudando todos los elementos que se encontraban en Diamante al lugar mencionado. Pobre de los cadetes que pasaban a segundo año, de encontrarse en la libertad que les proporcionaba el predio del cuartel, a la prisión de la nueva escuela que era un lugar muy reducido, pasando las necesidades más crueles de todas aquellas promociones que cursaron en ese lugar. Pero luego y gracias a esa precariedad, la escuela se mudó al lugar de asentamiento definitivo, orgullo de todos nosotros por la grandiosidad edilicia, siendo una de las mejores del país a la que apoyamos siempre.

Mi recuerdo a todos nuestros queridos oficiales instructores, con quienes ya en la vida y quehacer policial nos encontramos en distintos destinos logrando grandes amistades, quienes a la fecha casi todos se nos han adelantado; a nuestros queridos profesores; al personal subalterno que custodiaba la escuela, de los que quizás no recuerde sus nombres, pero sus caras me son imborrables; los cocineros; la señorita MULLER de estudio y a todos aquellos que de alguna u otra forma hicieron que nuestra estadía fuera única.

Un hecho aparte constituían los francos, en relación a los viajes a nuestras ciudades de origen, donde nos esperaban nuestros afectos, personalmente había contraído matrimonio en el primer año y en segundo año había nacido mi hijo mayor, y así todos nosotros teníamos quienes nos esperaban, pero no era sencillo llegar a destino, lo hacíamos la gran mayoría que éramos de lejos a dedo, en oportunidades días enteros en la ruta sin tráfico o que nadie pasara,  en otras oportunidades noches enteras en estaciones de servicios campeando alguna lluvia. Nuestro regreso a la escuela los días lunes a la mañana, en micros llenos, casi siempre parados seis horas hasta la entrada a Diamante, y luego en el local hasta la ciudad, que en oportunidades con lluvia ingresando el agua adentro. Es por esto que quiero hacer una mención especial a nuestras amistades y relaciones tejidas con personas de la localidad de Diamante; con familiares directos de nuestros compañeros de curso que eran del lugar, como también de aquellos compañeros que siendo de Paraná, en ocasiones de francos cortos nos invitaban a concurrir a sus casas para que no nos quedáramos en la escuela, guardando hermosos recuerdos y anécdotas de esos momentos.

Hoy nuestra vieja escuela, –otrora durante casi 60 años Regimiento Nº3 de Artillería Ligera desde el 31 de Julio de 1890, luego con el nombre de Regimiento tres de Artillería Montada, que sostuvo hasta 1958, cuando pasó a llamarse tercer Grupo de Artillería Liviana de Campaña-, es Patrimonio Histórico Provincial por la ley provincial N° 10.598, encontrándose en ruinas diversas partes que nosotros atesoramos por haberlas transitado asiduamente en el pasado.

50 años han pasado de todos estos acontecimientos narrados que yo recuerdo, que son ínfimos, son una minúscula parte de todo lo vivido, y que cada persona compañeros cadetes vivió en su propia experiencia, que si quisiéramos contarla daría para escribir un libro, más bien diría un best seller.

No quiero dejar de expresar que hoy nos encontramos en esta ciudad, no por cuestiones del azar sino para rememorar este acontecimiento de llegar a 50 años del ingreso a nuestra querida Escuela de Oficiales que estaba en esta ciudad, y que nuestros compañeros de curso locales, hoy hombres con distintas ocupaciones como es el caso de José Luís Albornoz, que no dudaron un segundo en proponer las instalaciones del Círculo de Retirados para que nuestro encuentro se llevara a cabo, acompañado de los compañeros Luis Benítez y Miguel Geuna,  agradeciendo infinitamente en nombre de todo nuestro grupo, al presidente de esta institución señor Francisco Gastiasoro por facilitarnos las instalaciones. Quiero saludar también a todas aquellas personas que nos acompañan, y otras que por distintas razones no se encuentran hoy aquí, relacionadas directamente a nuestras vidas, dejando expresa constancia que sin ellas juntas a la par, nada hubiera sido posible en nuestro derrotero llamado vida.

Vaya también nuestro recordatorio, a todos nuestros compañeros que nos han precedido en nuestra existencia, los que me permito mencionar: ALFONSO Gerardo Jesús; BRUSCHI Alfredo Francisco; CABRAL Aníbal Antonio; DÍAZ José Mateo; GIMÉNEZ Héctor Oscar; MEDEL Jorge Eduardo; RETAMAR Oscar; STOPELLO Ernesto Horacio y VECCHIO Enrique Andrés, pero que están presentes en nuestras memorias, deseando que Dios los tenga en un lugar destacado. Quiero también recordar a todos aquellos compañeros, que por distintas circunstancias hoy no se encuentran compartiendo nuestra mesa.

Habría tanto para decir en este encuentro, que no alcanzarían las hojas para plasmarlos, pero principalmente expresar la satisfacción y agradecimiento a todos aquellos que intervinieron de alguna manera y a nosotros por todo lo vivido y que hoy rememoramos con alegría suma, principalmente porque estamos vivos para recordar, ya la vida nos hizo ricos, fue dándonos todo lo que necesitábamos, principalmente salud, aprendizaje y fuerza para seguir paso a paso en este derrotero, para poder llegar con todas las luces a esta instancia de la línea llamada vida.

No es poco, y es momento de reflexionar y sólo agradecer por las simplezas que de eso está hecha la vida, y sueños para conseguir todo lo que nos propongamos. Pero por sobre todas las cosas, no se olviden nunca de ser felices.

Un saludo enorme y una mención muy especial para quienes nos encontramos reunidos hoy, y a sus distinguidas acompañantes, instando a seguir efectuando estas reuniones principalmente en aras de nuestro cincuenta aniversario por venir, de nuestro egreso como OFICIALES DE LA POLICÍA DE ENTRE RÍOS.

FELIZ ENCUENTRO PROMO 37

  FERNANDO LUIS ROBERTO GALANTE (Crio. My. R)

3 de Febrero, 210° aniversario del Combate de San Lorenzo y el 171° aniversario de la Batalla de Caseros.

Este viernes se desarrollaron los actos por sendos aniversarios de nuestra historia patria. Por ello en la Plaza 1° de Mayo de la ciudad de Paraná se rindieron honores en el Monumento al General José de San Martín. Con la presencia de las autoridades representantes del Gobierno Provincial: Sra. Ministra de Gobierno Dra. Rosario Romero; Monseñor Eduardo Tanger; Legisladoras provinciales: Carina Ramos y Estefanía Cora; Sres Jefes y Representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, entre ellos el Sr. Subjefe de Policía de la Provincia Comisario General José Alejandro Lauman; señores y señores Consejales de la ciudad; Sr. Asesor Cultural Itinerante de la Provincia Roberto Romani; señoras y señores Secretarios que integran el Gabinete Municipal, autoridades provinciales y municipales, Veteranos de Guerra de Malvinas, ciudadanos.

Imagen ilustrativa del monumento ecuestre a San Martín en Plaza 1° de Mayo – Paraná

En la cronología de la ceremonia, se realizó en primer lugar el izamiento del Pabellón Nacional en el mástil de la plaza, tras lo cual se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y la Marcha de Entre Ríos.

Luego hizo uso de la palabra, especialmente para este acontecimiento, el Asesor Cultural Itinerante de la Provincia de Entre Ríos, Dn. Roberto Romani, quien fiel a su estilo, ilustró bellamente a todos los presentes respecto de los hitos históricos que se conmemoraron.

Posteriormente, se colocaron ofrendas florales al monumento ecuestre del General San Martín y toque de silencio,  con la presencia de los Abanderados de la Escuela de Oficiales “Dr. Salvador Maciá”. A continuación se entonaron las estrofas de la Marcha de San Lorenzo.

Tras el acto, las autoridades se trasladaron al  parque, costanera alta, precisamente al Monumento del General Justo José de Urquiza, contando éste con la escolta del Escuadrón “Guardia de Seguridad” con uniforme de época,  personificados por cadetes de la Escuela de Oficiales “Dr. Salvador Maciá”.

Allí tuvo lugar la honra al General Justo José de Urquiza, mediante la entonación del Himno Nacional Argentino y Marcha de Entre Ríos y se hicieron ofrendas florales por parte de las autoridades de Gobierno Provincia, Legisladoras provinciales, autoridades del Gobierno Municipal, representantes del Consejo Deliberante; Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad; Policiales,  representadas en el Sr. Subjefe de Policía de Entre Ríos Crio. Gral. José Alejandro Lauman; y del Servicio Penitenciario. También estuvieron en los actos nuestros Veteranos de Guerra de Malvinas.

Emotivos momentos vividos entre “hermanos de Patria y Cielo”, cual palabras de Roberto Romani.

A continuación, extracto de las palabras alusivas del Asesor Cultural Itinerante de la Provincia de Entre Ríos, Dn. Roberto Romani:

“… estamos aquí, ante este monumento, que se inauguró hace 113 años, en 1910, con motivos de los 100 años del grito de mayo y después que se habían realizado monumentos igual. Porque esta es una réplica (monumento de San Martín) del monumento original de Chile y de Buenos Aires, que había hecho Luis José Dumas, escultor francés. Éstas son réplicas, que llegaron a todo el país, con el agregado que Pedro de Paul, que era un escultor italiano, hizo esta base y lo demás corresponde al monumento ecuestre de San Martín.

Y se inauguraron seis simultáneamente en la Provincia de Entre Ríos. El de Paraná el 25 de mayo, ese mismo año en Concordia, en Concepción del Uruguay, en Gualeguaychú, en Gualeguay y Victoria y un tiempo después en Colón, exactamente los mismos monumentos.

Y digo esto porque siempre nos concentramos aquí, en esta plaza que va quedando cada vez más linda, nos encontramos para recordar la historia, y específicamente dos acontecimientos que cada 3 de febrero nos reúnen en lo esencial de la Patria.

El episodio que conmemoramos siempre aquí  (Plaza 1° de mayo), tiene que ver con el Bautismo de Fuego de los Granaderos a Caballo, que había formado el 9 de marzo del año anterior del año 12 el General San Martín. Es decir que el 9 llega y el 16 ya estaba en marcha el regimiento de Granaderos a Caballos que hoy lleva su nombre. Y el Bautismo de Fuego fue precisamente hace 210 años, en San Lorenzo. Había reunido 75 hombres en Retiro, allí los preparó. Y otros 50 llevó Toribio de Uzuriaga desde las Misiones, las Misiones Jesuíticas, allí estaba obviamente de Saladas, Juan Bautista Cabral, tan importante en San Lorenzo. Pero esos 125 hombres salieron de Retiro, tuvieron 5 días para recorrer 420 km y llegar unas horas antes al Convento de San Lorenzo donde se pudieron preparar adecuadamente, escucharon el último mensaje de su jefe, y a las pocas horas derrotaban al Comandante Zabala con sus 250 hombres. Y se inauguraba para el Regimiento de Granaderos a caballo, un largo periplo de esfuerzos, de sacrificios y de sangre, pero también de glorias eternas.

El General San Martín, como ustedes saben, después reemplazó a Belgrano en el Ejército del Norte. Después en agosto 1814, empieza a prepararse como gobernador de Cuyo, con la idea de cruzar la cordillera. Y lo materializa esto con 5 mil hombres, es sabido por 6 cruces distintos, tres por Mendoza, dos por San Juan y uno por La Rioja. Cruzan los cinco mil hombres y a los pocos días, el 12 de febrero de 1817 se produce el triunfo de Chacabuco. Un año después la independencia de Chile. El 19 de marzo de 1818 esa tragedia de Cancha Rayada, pero el 5 de abril, a los pocos días,  el gran triunfo de Maipú, donde se consolida la independencia del Perú jurada oficialmente el 28 de julio de 1821. Después el encuentro de Guayaquil, 26, 27  de junio del 22. El retiro de la escena bélica, militar y política del General San Martín y sus granaderos completando esa epopeya maravillosa el 06 de agosto del 24 con Bolívar en el triunfo de Junín. Y finalmente el 9  de diciembre don Antonio José de Zucre en la   última gran batalla por la independencia americana como es Ayuacucho.

Pero San Lorenzo es fundamental, por esto que decimos,  porque fue la inauguración de un tiempo  de luchas y de libertades, ya no solamente para el Río de la Plata, sino para medio continente.    

Siempre hay poetas que como Bernardez, que lo reflejan mejor que yo, y dice:

  “Despierto estás sobre nosotros

como la estrella protectora de nuestro cielo.

En el hogar que nos reúne

su nombre augusto es como el pan y como el fuego.

No hay argentino que no sienta dentro del alma

la virtud de su recuerdo,

que no escuchen en lo más hondo del corazón,

la voz profunda de su sueño”.

Otro sueño se concretó, 39 años después en Caseros.

Por eso hoy recordamos también aquella gran epopeya liderada por Urquiza. 30 mil hombres saliendo del campamento del Calá, donde hoy es Rocamora, cerquita de Basavilbasso, cerquita del límite del departamento Tala y Uruguay. Saliendo con treinta mil hombres, para cruzar el Paraná a la altura de Punta Gorda en Diamante. Escena que ha sido, no solamente celebrada por los escritores, empezando por Sarmiento que era el boletinero y que ve con asombro cómo esos hombres cruzan el Río Paraná e incluso dice Sarmiento: “ he observado a los hombres que desde las 8 de la mañana hasta el atardecer luchaban  por cruzar un caballo…”.              

Habla de lo extraordinario de ese cruce, como fué el cruce de San Martín por la cordillera, es similar cruzar un río tan importante como el Paraná, con treinta mil hombres.

Lo importante ocurrió después, por eso dice Urquiza: “la campaña que vamos a iniciar es santa y gloriosa porque en ella vamos a decidir la suerte de una gran nación”.  Porque inmediatamente del triunfo de Caseros, ingresan las tropas, hacen un desfile pero con un respeto absoluto por la ciudad de Buenos Aires. Cuidando el General Urquiza que no se cometieran excesos y que el triunfo quedara allí. Por eso la frase que ya había dicho en Montevideo y que la reitera en Buenos Aires : “No hay vencedores ni vencidos”.

Pero además lo pone en práctica, porque a los pocos meses, se realiza el acuerdo de San Nicolás, y un año después, el 1° de mayo de 1853 teníamos ya sancionada la Constitución en Santa Fe, este año recordemos se van a cumplir 170 años de ese acontecimiento extraordinario.

Y donde estamos (la Plaza 1° de mayo de la ciudad de Paraná) se convertiría a partir del 5 de marzo del 1854 en el escenario de todos los acontecimientos importantes para la patria. Aquí, donde está la Catedral, que antes estaba la Iglesia Matriz, se discutieron las primeras leyes porque faltaban 5 años para que el Senado tuviera su edificio propio. Entonces las discusiones y las primeras leyes se aprobaron aquí, en la Iglesia Matriz, donde hoy está nuestra Catedral. Pero donde está el colegio del Huerto se siguió trabajando hasta el finas de ese proceso maravilloso que termina el 12 de diciembre de 1861, cuando Juan de Pedernera dice “culmina hoy un momento muy importante para la Confederación” y lo dice lamentándose. Desde el 1862 sería Buenos Aires la capital, como hasta el día de hoy, pero quedó en los libros de historia y en la piel sensible de nuestros mayores ese sueño y esa concreción contundente de Urquiza y de los hombres y mujeres más importantes de aquel tiempo que durante toda esa etapa vivieron en Paraná y se sacrificaron y pensaron de qué manera iban a hacer esta Patria. Por eso, cuando nos detenemos unos minutos en la actividad cotidiana, funcionarios, trabajadores, los que trabajan la tierra, la piel sensible de nuestros hermanos, tenemos que admirar siempre a aquellos hombres y aquellas mujeres que tanto hicieron, primero por la libertad y después por la organización de nuestro país.

Hoy, más que  nunca,

con los ojos de la Patria,

he vuelto a mirar la vida.

Y recuperé colores de aquella gloria infinita

que proclamaron los cielos desde las cumbres ateridas

hasta los llanos curtidos de mi tierra bendecida.

Y descubrí nuevas voces que en el himno florecían,

renovando los fervores  desde nuestra grande Argentina

unidas por un celeste y blanco de algarabía.

Gloria al General San Martín, gloria a Urquiza,

Gloria a los hombres y mujeres, que en nuestro corazón habitan.

¡Viva Entre Ríos!, ¡Viva la Patria!”.-

EN LOS 86 AÑOS DE LA CREACIÓN DE LA ESCUELA DE OFICIALES DR. SALVADOR MACIÁ:

Con todo el respeto que Ud. me merece, SEÑOR DIRECTOR DE INSTITUTOS POLICIALES, le hago llegar como ex alumno,  este pequeño verso en honor a la querida Escuela “DR. SALVADOR MACIÁ”..

Desde aquel enero del año 1937 a este presente

Te siento tan imponente querida Escuela de Policía,

 que surgieran de tus entrañas tantos bravos Policías.

Muchos ofrendaron sus vidas

y otros tantos con hidalguía

 llevaron el uniforme hasta el último día.

Nos enseñaste la vocación de brindarnos con honor

por esta profesión de ser policías.

Hoy en este día te entrego mi corazón

 y los recuerdos son mi razón

de amarte por siempre

QUERIDA ESCUELA DE POLICÍA!!!!!

Fdo… Andrés Valentín Méndez ( Crío.Gral R)

Ex alumno….

Enero 2023…

Gracias DIRECTOR…

Jorge Teodoro Granetto “Teto”.

….los deportes son parte integral de la cultura griega: de allí sus orígenes .. está considerado como la más antigua forma de entretenimiento del país y luego en el mundo….el espíritu del deporte están rodeados de mitos y leyendas: competían por la gloria : su premio una corona de olivos y los vencedores habían sidos tocados por los Dioses del Olimpo…

…en días más en LA PAZ, se correrá esa maratón como en la antigua GRECIA, llamado TRIATLÓN; dónde esforzados competidores se darán cita en tan importante evento…La ciudad ya lo palpita y preparada para vivirlo….

..por allí anda nuestro viejo guerrero de la promoción XXXV Dn JORGE TEODORO GRANETTO…simplemente TETO….preparado física y mentalmente como siempre ; entrenando al máximo con esfuerzo y gran tenacidad y activo entusiasta de esta prueba de tantos años de vigencia ; local e internacional….

…allí va el querido TETO , nadando; en bicicleta y corriendo; dejando su vida y compitiendo como el mejor…

..queremos querido Promo , alentarte, de donde estemos y sabemos que estarás representando desde tu corazón a tu querida promoción: 23 compañeros estaremos en cada músculo de tu cuerpo para ayudarte en momentos de flaquezas en tan dura y exigente prueba ..cada gota de sudor serán recuerdos de aquellos tiempos de la SALVADOR MACIA, en el campo de instrucción o en la vuelta a STROBEL…y que los instructores GEUNA; RAPALLO y MONTIEL y el profesor FRANCISCO MACARONE, estarán cronometrando y siguiendo tu gran esfuerzo y cuando la bandera a cuadros anuncie tu llegada; puedas echar una mirada al cielo y verás a 5 amigos de la promo que aplaudirán tu gran esfuerzo ..y como en una gran obra de teatro estallaremos de alegría: el actor más importante culminó su obra magnífica ..

.. QUERIDO PROMO JORGE GRANETTO..!!!!! MISIÓN CUMPLIDA!!!

Enero 2023….en nombre de la Promoción XXXV…

Comisario Gral ( R) ANDRES VALENTÍN MENDEZ……

En el marco de los 40 años de estar en el espacio físico de la Escuela Superior de Oficiales, “Dr. Salvador Maciá” nos ilustra el comisario general (r) Andrés Valentín Méndez, ex Director de Institutos Policiales.

Para quienes tengan acceso a este humilde escrito de lo vivido por una promoción de cadetes hace 50 años, quiero agradecer profundamente por la hermosa y ponderable iniciativa al Señor Director de Institutos Policiales comisario general Claudio O. González,Gracias Director, por permitirnos entrar a nuestra querida Escuelita en ese túnel del tiempo de recuerdos y anécdotas, hoy después de 19 años de mí retiro, sentí una profunda emoción hasta las lágrimas por aquellos tiempos vividos, y que ud en una clara iniciativa nos vuelve a un pasado que guardamos en nuestros corazones ..Mi eterno agradecimiento.

La nostalgia es la añoranza del pasado, seguro por una época o por un lugar que transitamos dónde tuvimos buenas experiencias y que nos hace tan feliz y que bueno es recordarlo , hasta como una necesidad de estar en otra parte , de volver a esos orígenes que desaparecieron en el tiempo…

Bienvenidos a los recuerdos de la promoción XXXV de la querida ESCUELA SUPERIOR DE OFICIALES DR. SALVADOR MACIA….!!!! NUESTRA HISTORIA!!!!!


….No podía conciliar el sueño en mí humilde vivienda del Barrio San Agustín de Paraná; en una cálida noche de febrero del año 71; un pequeño bolso ya estaba preparado y pronto la madrugada me señalaba el momento de partir hacía la ciudad de Diamante, mí padre me acompañó y trasladó en un viejo Jeep carrozado, al llegar , aún oscuro, quedamos frente a un inmenso cuartel del Regimiento 121 de Caballería, dónde dos torretas del estilo medieval , se erigían junto a las barrancas frente al río Paraná , los controles estrictos por parte de soldados armados y luego transitar por una callesita y entre gritos y órdenes de soldados que corrían, llegué al fondo del cuartel y allí estaba la Escuela de cadetes “Dr. Salvador Maciá”, conocí a mis nuevos compañeros, jóvenes llegados de distintos lugares de la provincia y dos amigos Misioneros. Quién habían llegafo de tan lejos, para abrazar la carrera de policías. Fuimos un poco más de 24 , que nos abrimos paso con esfuerzo y dolor a un nuevo mundo y de prepararnos para ser Oficiales de Policía; la adaptación fue dura para jóvenes de entre 16 y 18 años, un cambio rotundo en nuestras vidas, donde no faltaron las ganas de abandonarlo todo y volver a casa, pero todas las escuelas de formación, al fin y al cabo , contienen y acompañan a quienes se nutren de su educación y formación profesional y pronto convivíamos entre instructores , jefes, Directores, administrativos, cadetes de segundo y tercer año, profesores, mozos y cocineros , todos como una gran familia y roles bien definidos.


La Escuela por aquel entonces sufrió una transformación en su estructura orgánica y eliminó el ciclo secundario , para dar paso a la formación policial netamete y llevar el ciclo lectivo a dos años solamente y culminar la carrera.
Cómo ha pasado siempre, se fortalecieron vínculos y con el paso del tiempo ya nos sentíamos fuertes y deseosos de poder cumplir con la sagrada misión de ser custodios de vidas y bienes de la sociedad entrerriana, no faltaron desfiles , marchas y jura de la Bandera Argentina y salir en viaje de fin de curso a recorrer el interior de la provincia visitando jefaturas departamentales y exhibir en clubes y colegios , la destreza en la práctica del Judo que nos enseñara el inolvidable y querido profesor Carlos Nohara, la década del 70 , no fue fácil para los Argentinos , signada por la violencia, dictadura, revolución y guerrilla completaban el cuadro de una historia pasada, que tanto dolor nos produjo; sin embargo nuestra querida Escuela , marcó un hecho histórico , el poder interrelacionarnos con otros grupos juveniles de la ciudad de diamante , gracias a la querida y recordada profesora de inglés Beba Muller, que ofició de nexo con el Instituto Secundario Santa María, de esa ciudad y allí entre jóvenes diamantinos y cadetes de nuestra promoción, surgió la idea de presentar una carroza artesanal , primero en esa ciudad y luego en la fiesta provincial de la juventud en la ciudad de Ramírez. Certamen que aún perdura, el motivo alegórico fue una mariposa en un jardín rodeada de flores multicolores , con movimiento, realizado con un complejo mecanismo de cuerdas y rondanas y cables por debajo de un acoplado dirigido y creado por el cadete Jorge Teodoro Granetto, y allí entre esas alas mecánicas iba nuestra princesa Ana Gestner, estudiante diamantina, que con su belleza cautivó a un exigente jurado y se alzó con el premio de reina de la juventud en la ciudad de Ramírez; representando a ambas escuelas. Fue una apertura de nuestra, escuela a expresiones culturales de hace 50 años, creo fue un avance entre jóvenes y el ambiente estudiantil y romper con viejos prejuicios.


Como toda historia llega a su fin, en tiempos pasados cargados de nostalgias y un día egresamos y nos fuimos , dejando atrás con tristezas a nuestra querida Escuela “Dr. SalvadorMaciá”, sí me parece aún verlos a los cadetes misioneros Omar Fini y Carlos Carvallo; a los cadetes de Gualeguaychú Cesar Riolfo, Horacio Gómez y de Gilbert Luis Orlando Nuñez; de Tala Héctor Bordogña, Dionicio Enrique y Jorge Trapp Dients; de Diamante, Omar Alberto Rodríguez; de Uruguay y Daniel Limperopulos de Basso; de Racedo Enrique Yedro; de Victoria Luis Barbieri y Oscar Ríos; de Paraná Jorge Granetto; Luis Edelmiro Pérez; Elio Alejandro Maya; Carlos Mierez y Andrés Valentín Méndez y de Nogoyá Omar Antonio López Morales; Elvio Enrique Reinhardt de San Vicente Santa Fe; los queridos hermanos Rolando Néstor Reynoso y Eduardo Reynoso, Elvio Reinhardt, oriundos de la ciudad de Colón.
Fue una recopilación de hechos y recuerdos y la promoción XXXV, se despide con este poema. .
…con amor , paciencia y ternura
Nos enseñaste a soñar
Con fé, pasión y alegría
a recorrer como en la vida
Después de 50 años
volvemos a tu encuentro
para decirte ” gracias
querida escuela de policía “
con amor supiste desentrañar
los secretos de nuestros corazones
y convertirlos en espejos del alma
entre lágrimas y sonrisas
vinimos a decirte
que fuiste el profeta
que vaticinó nuestro destino
recuérdame..
piensame y volveré
para vivir eternamente
dentro de tu corazón.
Comisario Gral (R) Andrés Valentín Méndez…ex Director de Institutos Policiales.

En nombre de la XXXV PROMOCIÓN y dedicado con mucho afecto a los compañeros que se fueron para siempre: Oscar Yedro, Daniel Limperopulos, Omar López Morales, Oscar Ríos, Oscar Rodríguez y Héctor Bordogña.

Open chat
home
Hola te contactaste con Radio Azul "La web Educativa de la Dirección de Institutos Policiales" en la brevedad responderemos su consulta muchas gracias.